Raymond L. Manganelli y Mark M.Klein, Cómo hacer reingeniería

Portada
5. Reseñas y comentarios de libros

RESEÑA Y COMENTARIO

Manganelli y Mark M.Klein, Cómo hacer reingeniería, Bogotá, Grupo Editorial Norma, 1995, 349 págs.

El impacto que la reingeniería ha provocado en la Administración y en el mundo empresarial es espectacular. A partir de la obra de Hammer y Champy, decenas de libros y cientos de artículos sobre el tema se han impreso.

La revolución empresarial que provocó Reingeniería, ha obligado a todos los que se preocupan de la Administración a conocerla, compartirla o criticarla. Una de las críticas más repetidas a la obra de Hammer y Champy es que carece de metodología. Este libro Cómo hacer reingeniería, así como varios otros, pretenden llenar este vacío. En este caso, los autores Manganelli y Klein, utilizan la técnica por ellos desarrollada, denominada "metodología Rápida Re", que trabaja con herramientas administrativas ya conocidas.

El primer intento de los autores es establecer que la Reingeniería no es un invento de Hammer y Champy, intento por lo demás injustificado ya que estos autores no se atribuyen la invención de la Reingeniería, sino que ella ha sido el patrón de empresas que han sido capaces de sortear las crisis y salir fortalecidas de ellas en los últimos años.

Sin embargo, el ejemplo elegido por Klein y Manganelli, sobre William Sims y el mejoramiento de la artillería naval, es un excelente motivo para comprender el sentido y la esencia de la reingeniería.

La definición y las diferencias con otras técnicas, sigue el patrón de Hammer y Champy, destacando que la reingeniería es radical, fundamental, espectacular, rápida y que afecta a los procesos estratégicos y con valor agregado de la empresa, diferenciándose claramente de los métodos incrementales, como el de calidad total, reorganización (reestructuración), automatización y achicamiento (rectificación del tamaño de la empresa).

Como se ha señalado, el énfasis de los autores está en la metodología y ella abarca casi la totalidad de la obra, lo que justifica el título de "Cómo hacer reingeniería". La metodología propuesta es la metodología Rápida Re, que se compone de cinco partes: la preparación; la identificación, la visión, el diseño (técnico y social) y la transformación. En estas etapas se emplean 27 técnicas administrativas: Análisis de tiempo de ciclo, Modelación de procesos, Benchmarking, Ingeniería informática, Motivación, Incentivos, capacitación técnica, etc. Algunas de estas técnicas se usan en todas las etapas (Facilicitación, Administración del Proyecto), mientras que otras se utilizan exclusivamente en una etapa como Facultar a empleados (Potenciar), Capacitación técnica, etc.

Cada una de las etapas es estudiada acuciosamente en relación a las técnicas empleadas y estos temas constituyen la mayor parte de la obra.

Otro intento fallido de criticar a Hammer y Champy es el planteamiento de "comenzar con una hoja en blanco". Manganelli y Klein sostienen que es errado partir de esta concepción pues sería como empezar sin metodología. Sin embargo, Hammer y Champy cuando plantean su punto inicial con "la hoja en blanco", lo hacen para recalcar que ha de partirse del "volver a diseñar", no de arreglar, ajustar o modificar el diseño vigente. De lo que se trata es dejar de lado todos los prejuicios que conlleva el diseño actual. No parece que los autores crean que ha de despreciarse las metodologías y técnicas existentes.

La sección 3 está dedicada a la selección de herramientas de reingeniería. Esta selección es muy importante, ya que una inadecuada selección puede conducir al fracaso. Se trata de una inversión, pero que debe ser analizada de manera distinta a como se selecciona, por ejemplo, el software. Los tiempos de adiestramiento del personal deben ser mínimos, no es concebible usar herramientas que requieran meses de adiestramiento en el nuevo coftwaree, ni siquiera semanas: Si la reingeniería es vertiginosa, las herramientas tiene que ser adecuadas a esta característica. La recuperación de la inversión también debe ser en un tiempo reducido.

Las herramientas de reingeniería deben lograr los siguientes beneficios:

-mejorar la productividad .
-para proyectos rápidos.
-alcanzar mayores niveles de calidad.
-eliminar trabajo aburridor y concentración en trabajo con valor agregado.

Hay herramientas como CASE (ingeniería ayudada por computador), que requiere de un año de entrenamiento para operarlos eficientemente, por lo que son totalmente inadecuados y hay que descartarlas.

El requisito esencial es que estas herramientas puedan ser usadas por "personas de negocios", es decir, personas responsables de analizar las necesidades y con visión del negocio, pero que no sean técnicas en el uso de estas herramientas. Jamás hay que intentar crear nuevos sistemas computacionalas, al contrario hay que usar los existentes, sobre los cuales se tiene experiencia y es fácil comunicarse con los miembros de la empresa.

Las herramientas requeridas son de las siguientes categorías: Gerencia de Proyectos, Coordinación, Modelación, Análisis de Procesos, Análisis y Diseño de recursos humanos y Desarrollo de sistemas.

En el capítulo final, los autores presentan diez consejos para el éxito:

1. Comenzar con los procesos críticos y con gran valor agregado.
2. Atender los procesos de sustentación, que el cliente no ve, pero que son fundamentales.
3. Incorporar tecnología computacional en los servicios básicos de valor agregado.
4. Repensar las fronteras con proveedores y clientes.
5. Analizar las opciones de subcontrataciones o outsourcing.
6 Repensar la centralización versus descentralización.
7. Segmentar insumos o procesos.
8. Modificar el orden en que se hacían las cosas.
9. Reubicar los controles intentando crear centros de control.
10. Simplificar interfases y flujos de información (por teléfono, con tarjeta de crédito, por pantalla, etc.).

Finalmente presentan una lista de explicaciones de por qué fallan los proyectos de reingeniería. Hay 9 "errores fatales":

-La falta de claridad en las definiciones.
-Las expectativas no realistas.
-Los recursos inadecuados.
-Tardar demasiado.
-Falta de patrocinio (respaldo del más alto nivel).
-Campo de acción equivocado.
-Tecnocentrismo (creer que las tecnologías van a resolver los problemas).
-Misticismo (Creer que es intuitiva o de imaginación).
-Falta de una metodología eficaz (que es el vacío que trata de llenar este libro).

El libro contiene tres apéndices dedicados un resumen de la metodología, comparación de varios enfoques de reingeniería y ejemplos, respectivamente. También contiene un glosario y recomendaciones de lecturas relacionadas.

Manganelli y Klein han estructurado su obra para que se puedan hacer distintas lecturas de ella. A los ejecutivos les recomiendan leer el capítulo "Marco de Referencia" y los apéndices; a los profesores, que enseñan estas técnicas, se les recomienda que lean el mismo capítulo mencionado, la introducción de la metodología y un ejemplo resuelto y el glosario; a los líderes de equipos de proyectos se les aconseja que lean el libro casi completo; a los practicantes, se les indica partes de cada capítulo que les pueden ser útiles; y, finalmente, como texto de consulta rápida se seleccionan capítulos y apartados a través de toda la obra.

.................................Patricio Orellana Vargas.

Webmaster:Victoria Orellana

Notice: Undefined index: sec in /home1/vpoginfo/public_html/probidadenchile.cl/ver_articulo.php on line 107